Ciberadio - Tu Radio Millennial

¿Tu trabajo es tóxico?

¿No te sientes realizado o valorado en tu empleo actual? Quizás es porque estás en un trabajo tóxico. Te damos cinco claves para averiguarlo.

 

En ocasiones, un trabajo tóxico es tan nocivo para la salud como el tabaco. Por esa razón, lo mejor es que dimitas cuanto antes.

Sin embargo, a veces no es más que una mala racha o un par de compañeros demasiado autoritarios.

Entonces, ¿Cómo saber si estás en un trabajo tóxico? Nosotros te damos cinco claves para averiguarlo.

1. Eliges a tus compañeros de trabajo

Es genial trabajar para una empresa agradable, y más aún si tienes compañeros de trabajo de tu edad, con los que salir e intercambiar opiniones más allá del ámbito laboral.

Sin embargo, tienes que tener vida más allá del trabajo. Por eso, si eres de los que cancelan planes familiares o personales continuamente por salir con tus compañeros de mesa…no tengas duda de que estás en un trabajo tóxico.

2. Tu felicidad laboral define tu felicidad

Obviamente, nadie puede negar que tener un buen día en el trabajo siempre es mejor que tener un día malo.

Sin embargo, si tu felicidad depende de cómo de bien te trate tu jefe o cómo de alabados sean tus proyectos, es obvio que estás en un trabajo tóxico.

Y es que hay vida más allá del ámbito laboral que te puede llenar mucho más.

3. Tienes problemas para dormir

Otra de las claves para saber si estás en un trabajo tóxico es el sueño.

Y es que el no dormir bien es un claro indicativo de que algo te estresa, por lo que hay algo en tu vida que no va bien…y probablemente sea tu trabajo.

4. No puedes dejar de pensar en el trabajo

Es difícil desconectar por completo del trabajo, lo sabemos. Sin embargo, tienes que aprender a dejar de lado el móvil, el correo y el ordenador.

Si no hay forma de que esto suceda y está influyendo en tu vida personal, entonces estás en un trabajo tóxico.

5. Tienes un campamento en tu mesa

Quizás, el mayor indicativo de que estás en un trabajo tóxico es que tienes un campamento en tu mesa. Y con esto nos referimos a que tienes de todo: una botella de agua, una taza de café, un sandwich, snacks, e incluso, un par de zapatos extra por si tienes una reunión improvisada.

En cualquier caso, si tu mesa de trabajo se empieza a parecer al salón de tu casa…es hora de pensar en dimitir, porque te está absorbiendo la vida.

Nota publicada originalmente por Ticbeat

Visto 102 veces
Etiquetado como

Somos una propuesta de información y entretenimiento dirigida al público millennial formada por comunicadores profesionales con mente y actitud positiva. 

Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, usted da su consentimiento a las cookies que se utiliza. Más detalles…