Ciberadio - Tu Radio Millennial

Los DINKS: parejas que deciden no tener hijos

DINK, son las siglas en inglés que significan “Double Income No Kids”, y en español se traduce literalmente por “doble sueldo, no niños”. Se trata del término utilizado para referirse a las parejas que se casan pero quienes no tienen en sus planes procrear.

 

Estas personas, llamadas “modernas”, entienden la concepción de paternidad como una opción, no como una obligación o imposición de la sociedad. Y esta tendencia va en aumento, no solo entre la gente de países desarrollados, sino también entre los menos desarrollados.

Este “nuevo” concepto de familia puede ser visto por los tradicionales como un acto de egoísmo por parte de quienes toman esta decisión; y es que se puede entender que solo piensan en su bienestar tanto económico como emocional, sin importarles que la vida humana llegue a extinguirse en el futuro.

Para conocer un poco más sobre este tipo de familias, contactamos a Heidy Camilo, terapeuta del Centro Vida y Familia Ana Simó.
La especialista en terapia sexual y de parejas dice que la decisión de una persona a no tener hijos puede ser por varias razones: una de ellas puede ser el miedo a la parentalidad, es decir, temor al compromiso de tener hijos.

“Algunos simplemente no desean tener descendencia. Es algo que estamos observando con más frecuencia en personas de 20 a 35 años. La condición económica o posición social no importan”, dice Camilo.

¿Qué dice la sociedad? La psicóloga indica que en las sociedades patriarcales como esta, la definición de éxito es la capacidad de tener hijos. Cuando una persona decide no tener hijos de cierta manera confronta a la sociedad y en muchas ocasiones es juzgado y hasta discriminado en la familia, trabajos y sociedad, “llegando inclusive a tener hijos sin quererlo, solo para ‘cumplir’ con las exigencias de la familia. Esto luego se complica, porque este hijo o hija es abandonado física y emocionalmente por este padre o madre”.

¿Qué tan frecuente son este tipo de familias en el país? La especialista señala que en los tiempos actuales encontramos esto con más frecuencia que en años anteriores. “También encontramos con mayor frecuencia la postergación de la maternidad/ paternidad.

Decidir no tener hijos es una tendencia que va en aumento y “es sencillamente que las personas están asumiendo mayor conciencia sobre la importancia de tomar sus propias decisiones y no permitir que el miedo o la presión social/familiar les haga tomar decisiones que no querían. Entienden que “es importante ser leal a mis deseos, no a los deseos de los demás”.

¿Se puede ser feliz sin hijos? “¡Por supuesto que sí!”, asegura Heidy. “Es un mito creer que la felicidad de una casa son los hijos. Además de que es absolutamente injusto colocarle semejante carga a un bebé. Un niño/a debe ser el resultado del amor y bienestar que la pareja tiene en dicho hogar. Un hijo no es ni debe ser el salvador de la relación”.

La terapeuta comenta que antes se concebía a la familia nuclear (padre – madre – hijos) como el único tipo de familia. “Esto no es cierto, existen más de diez tipos de familias. Imagina, si solo consideramos la familia nuclear como el ideal familiar ¿qué pasaría con las personas que no cumplen con este ideal?”

Nota publicada originalmente por HOY

 

Visto 91 veces
Etiquetado como

Somos una propuesta de información y entretenimiento dirigida al público millennial formada por comunicadores profesionales con mente y actitud positiva. 

Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, usted da su consentimiento a las cookies que se utiliza. Más detalles…