One Young World en Bogotá

Premios Nobel de Paz como Muhammad Yunus, Tawakkol Karman, el exsecretario de la ONU, Kofi Annan; así como otros importantes líderes mundiales, hicieron un fuerte llamado a la juventud en el OYW para que esta cambie el panorama mundial. Las redes sociales y las tecnologías verdes, herramientas clave para cumplir con esta tarea.

 

Nota publicada originalmente en El Nuevo Siglo

 

Ante la sucesión de hechos y los rápidos cambios que hoy abruman a la sociedad, uno de los principales retos que tienen los jóvenes no solo es asimilarlos, sino poner el mundo a sus pies. Esto es lo que propone One Young World, OYW, el máximo evento para la juventud en el mundo que llegó por primera vez a Latinoamérica y se desarrolla en Bogotá desde el jueves pasado y culmina hoy.

La agenda ha sido intensa pero ha tenido en cuenta el innegable momento de transformación política y social que está viviendo el país. Pero en el transcurso del mismo se han abarcado los temas más controversiales e importantes del mundo, como medio ambiente, pobreza, cambio social, redes sociales, liderazgo, educación y paz.

Diferentes líderes sociales como Muhammad Yunus, Kofi Annan, Bob Geldof, entre muchos otros, elevaron sus voces en el OYW con un mensaje motivador para los jóvenes que quieren hacer la diferencia, como la premio Nobel de Paz, Tawakkol Karman, quien dijo “necesitamos jóvenes que tengan los ojos bien abiertos, que quieran hacer el bien al otro…”

Redes sociales

Uno de los temas más esperados por los asistentes, fue el cambio social por medio de las redes sociales, pues aunque este se puede generar desde diferentes frentes, son sin duda las plataformas digitales una herramienta fundamental para movilizar a millones de personas alrededor del mundo a favor de diferentes causas y necesidades.

A esa conclusión llegaron las tres panelistas de la sección “Social Media for Change”, la cual estaba conformada por la súper modelo y activista holandesa Doutzen Kroes, la vicepresidenta de soluciones de marketing de Facebook, Carol Everson, y la celebridad de Internet, Rossana Bee.

Rossana, quien en esta cumbre mundial contó algunos de los momentos más traumáticos de su infancia y adolescencia, dijo que estos la han motivado para ser un agente de cambio, haciendo uso de los más de cuatro millones de seguidores que tiene en todas sus cuentas digitales, los cuales ha ido adquiriendo desde hace cuatro años por los videos virales que graba junto con su familia.

Mama Bee -su seudónimo- le dijo a EL NUEVO SIGLO que ese reconocimiento lo ha utilizado para generar un impacto positivo en la gente, por medio de movilizaciones y conglomeraciones sociales en las que las personas pueden compartir problemáticas en común y buscar una voz de aliento, como en temas relacionados al bullying, el abuso sexual y los trastornos psicológicos, además de los sesenta mil dólares que logró recoger el año pasado.

Si bien las redes sociales se han convertido en un método para hacer que las personas se unan a favor de una causa, como pasó con el Ice Bucket Challenge, el cual logró recoger por medio de un hashtag mundial 190 millones de dólares, estas también se pueden prestar para circular información falsa, negativa o con odio hacia una persona.

Es por esto que Carol Everson resaltó que desde Facebook están tratando de realizar varios programas que ayudan a sacar del espectro digital este tipo de contenidos. Como Carol y Rossana sostuvieron, las tendencias mundiales también pueden enviar mensajes negativos, tal como sucedió en el caso de la Ballena Azul, el cual indujo cientos de adolescentes hacia el suicidio.

Otra tarea que queda en el tintero, es sobre los modelos que deben seguir las nuevas generaciones, pues muchas de las celebridades de Internet han creado su fama por tener ostentosos estilos de vida y no por una actividad que lleve al cambio, “la juventud está un poco perdida frente a quiénes sigue (...) por eso, los padres deben enseñar a sus hijos sobre los modelos de personas que deben admirar”, sostiene Rosanna.

Pero definitivamente, Doutzen Kroes, figura reconocida por haber creado su fama en las grandes pasarelas, es un ejemplo de cómo las redes sociales pueden ser utilizadas para hacerle una contribución al planeta. Desde hace cuatro años ha logrado recaudar en donaciones doce millones de dólares por medio de sus cuentas en Facebook, Instagram y Twitter para ayudar a eliminar la caza de elefantes en África.

Así mismo, Bee, Everson y Kroes, dijeron a los jóvenes de más de 164 países que estuvieron en Bogotá, que la clave para hacer que las redes sociales conduzcan al cambio, es necesario que cada usuario sea auténtico, ingenioso y creativo. Del mismo modo, las tres líderes ratificaron la importancia de lograr que esas movilizaciones no se queden sólo plasmadas en las pantallas y cifras estadísticas, sino que tengan un impacto en la vida real, no sólo para los humanos, sino para los animales y la naturaleza, los cuales son más vulnerables por la irresponsable acción del hombre.

Prioridad, el cambio climático

En la plenaria sobre el Medio Ambiente, el mensaje fue claro: se debe actuar ya por el planeta. Es por esto que en la cumbre de liderazgo mundial para jóvenes, fueron las energías limpias el foco principal, dado que aunque ya existen todos los mecanismos para impulsarlas, aún su alcance e impacto es muy reducido.

A pesar de que los grandes retos y metas giran en torno al Acuerdo de París, existen otras tareas que deben ser solucionadas ya, como llevar luz a regiones apartadas y vulnerables. La mexicana Tere González, premiada por la ONU por su proyecto “litros de luz” dijo que no es necesario tener grandes cantidades de dinero para crear grandes cambios, “las acciones pequeñas provocan grandes revoluciones”. Por lo menos, su iniciativa que consiste en llenar botellas transparentes con agua y cloro, ya ha sido instalada en los techos de 160 mil hogares en diferentes países.

Felipe Arbeláez, quien habla desde su amplia experiencia en energías limpias y tecnologías amigables con el medio ambiente, dice que la industria debe creer en que estas además de ayudar en contra del cambio climático, son reconocidas por su gran rentabilidad, eficiencia y durabilidad, “La energía renovable se convierte, cada vez más, en un mercado rentable. Estamos en la cumbre de la transformación y no podemos desfallecer hasta alcanzarla”.

Por su parte Karan Jerath sostuvo que es de vital importancia que esta y las generaciones siguientes tengan conciencia sobre el reto ambiental al que están enfrentados, “Si creen en el poder de nuestra generación, podremos generar grandes cambios. Nuestro propósito es dejar un legado”.

Visto 105 veces Modificado por última vez en Miércoles, 11 Octubre 2017 07:55

Somos una propuesta de información y entretenimiento dirigida al público millennial formada por comunicadores profesionales con mente y actitud positiva. 

Fotos

Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, usted da su consentimiento a las cookies que se utiliza. Más detalles…